Archivo del Autor: Cristina Jakob

Retiros 2024

Vuelven los retiros

¡Este año se viene con sorpresas!

Además de nuestro retiro ‘Considera’, tenemos dos propuestas de retiro con un toquecito particular, sin perder la esencia retoña.

Toda la información, descripciones, fechas, costos, las encuentras en el documento que se descargará al hacer click en el botón de más abajo. Así también puedes compartirlo con tu familia, amigos o alguna persona que conozcas que le vendría bien un tiempo de retiro.

Pronto abriremos las inscripciones.

Y, como siempre, ante cualquier consulta, no dudes en escribirnos a hola@retono.cl

La experiencia en palabras de sus participantes

«El canto de un pájaro, el color de los árboles, los volcanes y las montañas escarpadas en la distancia, el sol del atardecer y el pan recién hecho: todos son instrumentos usados por Dios para hablarte. Ir a Retoño es como ir a Dios y decirle: Aquí estoy, ¿qué debo escuchar?»

«Fui a descansar, pero encontré mucho más que eso. Descansé tomando una pala y conectando con la tierra. Descansé leyendo un buen libro, estando en silencio y comiendo bien. No solo me dieron un lugar precioso y tranquilo donde descansar, sino que también me recibieron con amor y con el aroma del hogar.»

Contáctanos

hola@retono.cl

Para cualquier inquietud, propuesta o consulta, no dudes en contactarnos.

Suscríbete

¿Quieres estar al día con las actividades de Retoño?

Puedes suscribirte a nuestra carta de noticias.

Las cartas son enviadas cada 3 o 4 meses. Proxima en Otoño.

!function(){function t(t){this.element=t,this.animationId,this.start=null,this.init()}if(!window.requestAnimationFrame){var i=null;window.requestAnimationFrame=function(t,n){var e=(new Date).getTime();i||(i=e);var a=Math.max(0,16-(e-i)),o=window.setTimeout(function(){t(e+a)},a);return i=e+a,o}}t.prototype.init=function(){var t=this;this.animationId=window.requestAnimationFrame(t.triggerAnimation.bind(t))},t.prototype.reset=function(){var t=this;window.cancelAnimationFrame(t.animationId)},t.prototype.triggerAnimation=function(t){var i=this;this.start||(this.start=t);var n=t-this.start;504>n||(this.start=this.start+504),this.element.setAttribute("transform","rotate("+Math.min(n/1.4,360)+" 12 12)");if(document.documentElement.contains(this.element))window.requestAnimationFrame(i.triggerAnimation.bind(i))};var n=document.getElementsByClassName("nc-loop_circle-02-24"),e=[];if(n)for(var a=0;n.length>a;a++)!function(i){e.push(new t(n[i]))}(a);document.addEventListener("visibilitychange",function(){"hidden"==document.visibilityState?e.forEach(function(t){t.reset()}):e.forEach(function(t){t.init()})})}();

© Copyright 2022 – Fundación Retoño

¿Qué hay de la biodiversidad?

ARTÍCULO

Hemos adquirido una visión sobre la diversidad cultural, pero ¿qué hay de la biodiversidad?

por Liuan Huska

traducción de Cristina Jakob

Los huemules están desapareciendo en Patagonia. Con sus largas, móviles orejas y sus amables formas, esta especie, la más austral de todos los venados, es un querido ícono de la resiliencia y belleza de la región. Según estimaciones recientes, hay menos de 1500 individuos de huemules vivos en el mundo. Están en la lista roja de especies en peligro de la UICN.

Durante nuestro sabático familiar en Sudamérica, visitamos varios hábitat de los huemules. Parados en las áreas protegidas donde estos amigables animales vagan, llama la atención cuán precaria es su existencia. Sólo unas cientos de hectáreas más deforestadas, o algunos años de olas de calor extremas devastando las plantas de las que se alimentan, y podría no haber más huemules deambulando por el planeta.

Conoce a la familia Huska

Durante el verano del 2023 recibimos a Liuan, Matt, Oliver, Finley y Miles, durante su viaje por Latinoamérica.

Puedes conocer más de sus aventuras en slowcamino.com

Siento una roca de dolor en mi estómago al pensar en esto. Pero otra voz, una más práctica—el abogado del diablo, supongo— suena más fuerte: «¿Y qué? Otras especies se han extinguido en el pasado. ¿Importa realmente la extinción del huemul en la gran panorámica de todas las cosas? Y no te afecta personalmente, así que ¿para qué ponerse triste?»

Nos hemos vuelto más conscientes de la diversidad cultural en las últimas décadas. 

Especialmente cristianos con un pensamiento más académico, forman parte de una conversación regular en nuestras organizaciones y comunidades sobre cómo realmente incluir y empoderar a personas de todas las razas y contextos. De hecho, como miembro del directorio de ARocha Estados Unidos, una organización sin fines de lucro cristiana de conservación, recientemente he facilitado un proceso de integrar prioridades de diversidad cultural en nuestra organización. 

Hay claros paralelos entre la diversidad cultural y la biodiversidad. Valoramos las distintas formas de vida–desde los humanos a las plantas y los hongos–porque Dios creó cada uno de ellos. Pero regularmente, las organizaciones priorizan una forma de diversidad por sobre la otra.

La realidad es que la diversidad cultural y la biodiversidad están entrelazadas.

La biodiversidad alimenta la diversidad cultural

Hay una gloriosa imágen, bastante aludida, en Apocalipsis sobre la venida el reino de Dios, donde ‘todas las naciones y tribus, todas las razas y lenguas” (Apocalipsis 7:9 MSG) alaban frente al trono del Cordero. Me imagino esto como una multitud vasta y colorida de humanos tocando tambores, sacudiendo mantas y agitando sonajeros. Pero ¿de dónde vienen estos conceptos? ¿Cómo surgió este lenguaje–con el que adoramos a Dios– tan particular?

Como lo reconocen distintas sociedades indígenas alrededor del mundo, somos formados por la tierra. Nuestras identidades, comidas favoritas, incluso nuestras palabras, surgen de las diversas formas y texturas de las precipitaciones, viento, flora y fauna alrededor de nosotros. Nuestros tambores han sido tallados de árboles como los arces, abedules, vides, jatobas, entre muchos otros. Nuestras telas son tejidas con hilos, quizás provenientes de ovejas, plantas de algodón o gusanos de seda. Nuestras marimbas, maracas y rakataks están hechas de calabazas que crecen en distintos rincones de la tierra. Mucha de la infinita creatividad de la cultura humana, desde la música y la poesía a las delicias culinarias, surge de los materiales que ofrece la naturaleza. Naturaleza y cultura no pueden desenredarse. 

Aquí en el sur de Chile, donde hemos estado un mes con mi familia, hemos disfrutado la tarta de maqui y calafate, frutos que tiñen los labios de color morado. Hemos admirado el intenso rosado y colgante copihue, que es la flor nacional de Chile. Hemos saboreado los suculentos mariscos que han inspirado la poesía de Pablo Neruda, incluyendo el poema de 73 líneas llamado «Oda al Caldillo de Congrio». Mientras que algunos de los elementos que inspiran la cultura chilena son estables, otros están bajo amenaza por la pérdida de hábitat, sobreuso y cambio climático. ¿Cómo sería Chile sin el huemul, la flor del copihue o el caldillo de congrio?

Un reciente reporte de la ONU, estima que más de un millón de especies están actualmente en peligro de extinción, y la tasa de extinción está aumentando. Ya hemos perdido al menos el 20% de abundancia de especies nativas en hábitats terrestres desde el 1900. Los humanos seguramente seguiremos viviendo y siendo creativos con lo que queda, pero estaremos funcionando con una capacidad disminuida. 

¿Por qué? Porque nuestro bienestar está entretejido con el bienestar de todo el resto de la creación. La biodiversidad alimenta la diversidad cultural. También contribuye a nuestra habilidad de resistir los venideros cambios climáticos. En la actualidad, agrónomos ya están explorando componentes genéticos de parientes salvajes de cultivos para seleccionar genes resistentes a las sequías, temperaturas extremas y otras embestidas del clima. Los hotspots de biodiversidad son la clave para nuestra habilidad de sobrevivir a un planeta que se calienta y presenta climas más extremos. Así como los equipos diversos logran decisiones más inteligentes y con mejores resultados, así también los ecosistemas más diversos tienen más recursos a su disposición para adaptarse a un futuro impredecible. 

El valor de cada criatura

En la más reciente conferencia de biodiversidad de la ONU (COP15) en Montreal, las partes acordaron proteger un 30% de la superficie terrestre destinada a conservación para el 2030. Esta fue una de las varias metas propuestas, que enmarcaron la importancia de salvar especies de la extinción porque son claves para el florecimiento de la humanidad.

Mis colegas de ARocha internacional también participaron. Además de subrayar la importancia de conservar otras especies para la supervivencia humana, aprecio que hayan presentado una perspectiva cristiana de por qué la extinción le importa a Dios (ver páginas 12-13). En resumen, cada especie tiene su propio valor intrínseco como criatura que Dios ha creado, ama y sostiene. Cada una tiene algo único que mostrarnos sobre la revelación de Dios (Romanos 1:20). Cada una tiene un lugar en la creación renovada que Dios ha iniciado a través de Cristo, renovación de la que nos invita a participar a cada uno de nosotros.

De regreso a las imágenes del libro de Apocalipsis, algunas de mis favoritas aparecen en los últimos capítulos, donde la ciudad de Dios desciende a la tierra. “Dios se mudó al vecindario, haciendo su hogar entre hombres y mujeres” (Apoc. 21:3, MSG). ¿Podría también agregar que Dios se mudó con las monarcas, los pumas y las algas?

En el último capítulo de Apocalipsis, encontramos la imagen de un río de vida que fluye desde el trono de Dios y de un árbol plantado a cada lado del río, produciendo frutos y hojas para sanar a las naciones (22:1-2). Aquí podemos ver que no son solo los humanos los que glorifican a Dios. Árboles, ríos, frutas y hojas también son parte del cuadro. Y estos son solo los elementos de la naturaleza que son visibles para el autor.

Sabemos que los árboles se comunican unos con otros a través de una red de micorrizas bajo el suelo. Producen frutos con la ayuda de aves, chinitas, abejas y otros polinizadores. Los insectos, a su vez, dependen de otros aliados invisibles –microorganismos en el suelo, en sus sistemas digestivos y en los jardines. El agua tampoco existe por sí sola. Es filtrada por rocas y sedimentos, que son formados por procesos geológicos en las profundidades de la tierra. Cada parte de la creación que podemos ver, forma parte de una ‘comunidad de la creación’ (citando al teólogo indígena Randy Woodley) mucho más grande y usualmente imperceptible. Ningún elemento existe sin todos los demás.

Es poco claro cómo estos procesos naturales, desde la comunicación de los árboles a la filtración del agua, continuarán sucediendo en los cielos y tierra nueva. Pero tenemos un Dios que ama usar elementos materiales, quien todavía come pescado en su forma resucitada (Lucas 24:42-43), que provee vino para un banquete de bodas utilizando agua y jarros de piedra (Juan 2), que dio vista a un ciego usando tierra y saliva (Juan 9:6-7). Es por eso que sospecho que en la creación renovada estos procesos naturales, de alguna forma continuarán siendo parte de las maneras de Dios en el mundo. 

Eso significa, por consecuencia, que los huemules les importan a Dios. Ellos, también, glorifican a Dios y están incluidos en el deseo de Dios de restaurar todas las cosas. Sin el huemul, algo falta. 

Mientras continuamos con la discusión de la importancia de la biodiversidad, no nos olvidemos de la vastedad de nuestras comunidades, que incluyen a los humanos tanto como a todas las otras criaturas no-humanas de la creación. Prioricemos la biodiversidad así como lo hacemos con la diversidad cultural. Queremos a todos y a todo lo que Dios ha creado en el trono adorando al Cordero de Dios en la renovación de los cielos y la tierra. 

Contáctanos

hola@retono.cl

Para cualquier inquietud, propuesta o consulta, no dudes en contactarnos.

Suscríbete

¿Quieres estar al día con las actividades de Retoño?

Puedes suscribirte a nuestra carta de noticias.

Las cartas son enviadas cada 3 o 4 meses. Proxima en Otoño.

!function(){function t(t){this.element=t,this.animationId,this.start=null,this.init()}if(!window.requestAnimationFrame){var i=null;window.requestAnimationFrame=function(t,n){var e=(new Date).getTime();i||(i=e);var a=Math.max(0,16-(e-i)),o=window.setTimeout(function(){t(e+a)},a);return i=e+a,o}}t.prototype.init=function(){var t=this;this.animationId=window.requestAnimationFrame(t.triggerAnimation.bind(t))},t.prototype.reset=function(){var t=this;window.cancelAnimationFrame(t.animationId)},t.prototype.triggerAnimation=function(t){var i=this;this.start||(this.start=t);var n=t-this.start;504>n||(this.start=this.start+504),this.element.setAttribute("transform","rotate("+Math.min(n/1.4,360)+" 12 12)");if(document.documentElement.contains(this.element))window.requestAnimationFrame(i.triggerAnimation.bind(i))};var n=document.getElementsByClassName("nc-loop_circle-02-24"),e=[];if(n)for(var a=0;n.length>a;a++)!function(i){e.push(new t(n[i]))}(a);document.addEventListener("visibilitychange",function(){"hidden"==document.visibilityState?e.forEach(function(t){t.reset()}):e.forEach(function(t){t.init()})})}();

© Copyright 2022 – Fundación Retoño

Retiros 2023

Temporada de retiros 2023

¡Volvemos con nuestros retiros!

Los hemos llamado ‘Considera’ porque nuestra propuesta es invitarles a considerar algún elemento de la naturaleza para aprender de él, volver a la Biblia y revisar allí también lo que podemos aprender de nuestro Creador, a través de la contemplación.

Este tiempo incluye actividades grupales y otras a solas, con tiempos al aire libre, en movimiento, y otros en quietud. Compartimos las tareas de la casa, cocinamos juntos y definimos tiempos de descanso.

Nuestras actividades pueden ser adaptadas para todo tipo de grupos y edades.

Cuándo

1ªFecha:

Sábado 29 de abril a Lunes 1 de Mayo

2ªFecha:

Sábado 7 a Lunes 9 de Octubre

*También puedes armar tu grupo y pedir otra fecha

Dónde

En la Casa Retoño

Fundo San Francisco Sur, en la ruta que une Victoria y Curacautín, Araucanía.

Puedes llegar en auto o bus.

*Te daremos indicaciones específicas al momento de venir

*Si vienes de Santiago, puedes cotizar en TurBus pasajes a Curacautín

Cuánto

El retiro tiene un costo de $63.000

Incluye programa completo, materiales, alojamiento en habitaciones compartidas, ropa de cama, toallas y alimentación completa.

No incluye traslados.

La experiencia en palabras de sus participantes

«Es un respiro para el alma, una forma saludable de parar el mundo por unos días para mirar lo que está en tu corazón en el silencio contemplativo de la naturaleza que te envuelve y te abraza, una forma de meditar en Dios y en cuanto nos ama por medio de su creación. También puedes comer cosas ricas y saludables, tener buenas conversas, tiempos de lectura opcionales, caminatas en silencio, ver preciosos paisajes, aprender de la flora y fauna nativa y tomar decisiones para vivir una vida más pausada.»

Contáctanos

hola@retono.cl

Para cualquier inquietud, propuesta o consulta, no dudes en contactarnos.

Suscríbete

¿Quieres estar al día con las actividades de Retoño?

Puedes suscribirte a nuestra carta de noticias.

Las cartas son enviadas cada 3 o 4 meses. Proxima en Otoño.

!function(){function t(t){this.element=t,this.animationId,this.start=null,this.init()}if(!window.requestAnimationFrame){var i=null;window.requestAnimationFrame=function(t,n){var e=(new Date).getTime();i||(i=e);var a=Math.max(0,16-(e-i)),o=window.setTimeout(function(){t(e+a)},a);return i=e+a,o}}t.prototype.init=function(){var t=this;this.animationId=window.requestAnimationFrame(t.triggerAnimation.bind(t))},t.prototype.reset=function(){var t=this;window.cancelAnimationFrame(t.animationId)},t.prototype.triggerAnimation=function(t){var i=this;this.start||(this.start=t);var n=t-this.start;504>n||(this.start=this.start+504),this.element.setAttribute("transform","rotate("+Math.min(n/1.4,360)+" 12 12)");if(document.documentElement.contains(this.element))window.requestAnimationFrame(i.triggerAnimation.bind(i))};var n=document.getElementsByClassName("nc-loop_circle-02-24"),e=[];if(n)for(var a=0;n.length>a;a++)!function(i){e.push(new t(n[i]))}(a);document.addEventListener("visibilitychange",function(){"hidden"==document.visibilityState?e.forEach(function(t){t.reset()}):e.forEach(function(t){t.init()})})}();

© Copyright 2022 – Fundación Retoño

Semana de Oración 2023

Semana de oración 2023

Una vez al año nos reunimos a reflexionar y orar por nuestros ecosistemas y quienes los habitamos.

Este año, la cita es para el lunes 10 hasta el viernes 14 de abril, justo después de Semana Santa, para seguir celebrando la amplitud de la resurrección de Jesús, quien reconcilia a todo el cosmos.

Los días lunes y viernes nos reuniremos de manera on-line a las 20.30 horas para orar juntos, y para toda la semana elaboramos una guía de reflexión y oración que cada persona puede hacer a solas, o con sus familias (el material considera actividades para niños)

¿Te animas a participar con nosotros?

Contáctanos

hola@retono.cl

Para cualquier inquietud, propuesta o consulta, no dudes en contactarnos.

Suscríbete

¿Quieres estar al día con las actividades de Retoño?

Puedes suscribirte a nuestra carta de noticias.

Las cartas son enviadas cada 3 o 4 meses. Proxima en Otoño.

!function(){function t(t){this.element=t,this.animationId,this.start=null,this.init()}if(!window.requestAnimationFrame){var i=null;window.requestAnimationFrame=function(t,n){var e=(new Date).getTime();i||(i=e);var a=Math.max(0,16-(e-i)),o=window.setTimeout(function(){t(e+a)},a);return i=e+a,o}}t.prototype.init=function(){var t=this;this.animationId=window.requestAnimationFrame(t.triggerAnimation.bind(t))},t.prototype.reset=function(){var t=this;window.cancelAnimationFrame(t.animationId)},t.prototype.triggerAnimation=function(t){var i=this;this.start||(this.start=t);var n=t-this.start;504>n||(this.start=this.start+504),this.element.setAttribute("transform","rotate("+Math.min(n/1.4,360)+" 12 12)");if(document.documentElement.contains(this.element))window.requestAnimationFrame(i.triggerAnimation.bind(i))};var n=document.getElementsByClassName("nc-loop_circle-02-24"),e=[];if(n)for(var a=0;n.length>a;a++)!function(i){e.push(new t(n[i]))}(a);document.addEventListener("visibilitychange",function(){"hidden"==document.visibilityState?e.forEach(function(t){t.reset()}):e.forEach(function(t){t.init()})})}();

© Copyright 2022 – Fundación Retoño